Split


Split es la segunda ciudad más grande de Croacia y más grande de la región de Dalmacia. Está situada en la orilla oriental del mar Adriático y se extiende por una península central y sus alrededores.

La ciudad se fundó como colonia griega de Aspálathos en el siglo III o II a.C. y más tarde albergó el  Palacio de Diocleciano, construido para el emperador romano en el año 305 d.C.

En 1979, el centro histórico de Split fue incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Se dice que Split es uno de los centros de la cultura croata. Su tradición literaria se remonta a la época medieval, e incluye nombres como Marko Marulić, mientras que en tiempos más modernos Split destacó por autores famosos por su sentido del humor.

 Casi toda la zona costera de la península de Split apta para el baño con una gran diversidad que va desde las populares playas de arena, pasando por las de guijarros, hasta los salvajes zonas rocosos, especialmente en las costas de la colina de Marjan.